El cuidado temporal de perros es un asunto familiar

Escrito por Kim Staiti | 11 de enero de 2021

Christina y Richard Pristera siempre supieron que querían ofrecer su casa como hogar temporal, y cuando sucedió lo del COVID y Christina comenzó a trabajar desde casa, supieron que ése era el momento adecuado. No solo sus dos hijos, Olivia y Max, podían ayudar con esto, sino también sus dos perros, Sadie y Rally.

Los Pristeras comenzaron a ofrecer cuidado temporal para perros hace varios meses y desde entonces, casi siempre han tenido un huésped canino en la casa. Primero fue Mister, quien no solo les enseñó algunas cosas importantes que ahora aplican con otros perros que cuidan temporalmente, sino que también le enseñó a Christina lo que se siente al "casi" cometer el error típico de los cuidadores temporales. Ella admite que a veces desearía que lo hubieran adoptado.

"Mister me enseñó resiliencia", dice Christina. "Aprendí que podía tener un impacto positivo ofreciendo nuestra casa como hogar temporal. Y que mis hijos eran lo suficientemente maduros para hacerlo".

Luego vino Piper, luego Page y luego Allen. Cada perro permaneció con la familia por poco tiempo antes de ser adoptado. Y luego llegó Tate, un perro de edad avanzada que la familia cuidó durante casi dos meses.

...

Cuando Tate llegó por primera vez, estaba retraído y tímido, pero poco a poco se fue sintiendo cómodo con ellos. "Al principio, cuando cenábamos en la mesa de la cocina, él miraba desde la sala de estar", dice Christina. "Pero con el tiempo, comenzó a unirse a nosotros debajo de la mesa. Luego comenzó a a darse la vuelta para que le acariciáramos la barriga. Fue entonces cuando supimos que se sentía cómodo con nosotros".

Brantlee Vickers, coordinadora de hogares de cuidado temporal de Best Friends en Atlanta, dice que lo que realmente hace que la familia Pristera sea especial es cómo incluyen a los niños para que ayuden. "Les están enseñando cómo ayudar a estos perros a encontrar un hogar permanente, y los niños ayudan a promover a los perros con videos y fotos".

Para los Pristeras, ayudar a los perros es un asunto familiar. En las siguientes preguntas y respuestas, le hemos pedido a Christina que compartiera más detalles sobre la experiencia que ha tenido la familia de brindar cuidado temporal a los perros.

¿Qué te hizo dar el salto y ofrecer tu casa como un hogar de cuidado temporal?

Quería amar a los perros y compartir esta experiencia con mis hijos. A mis hijos les encantan los animales. El cuidado temporal fue una forma de unirnos como familia alrededor de un proyecto familiar. Todos tenemos una función, ya sea alimentarlos, o jugar al balón durante un rato con ellos. Esta actividad añade emoción a nuestra vida en cuarentena, en la que estamos socialmente aislados. Y tener esa energía extra en la casa es bueno para todos.

Haces un trabajo increíble promocionando a los perros que cuidas temporalmente. ¿Tienes algunos consejos para otros hogares temporales?

No tengo formación en marketing, pero creo que mi ventaja es que conozco a los perros y encuentro formas de resaltar sus características únicas y realmente mostrar su personalidad. Siempre es útil mencionar si son buenos con los niños o con otros perros. Y siempre que puedo, trato de mostrar eso con un video o fotos en las redes sociales.

Puse a Rolly en Dogue (la adaptación de Vogue por parte de Christina) y para Walter, modifiqué una palabra de una canción popular: "Me gustan los grandes chuchos (“mutts”) y no puedo mentir". Me encanta hacer esto y me entusiasma mucho jugar con mis ideas.¿Qué les dirías a otras personas que están pensando en cuidar temporalmente a una mascota?

Hay que estar preparados para un período de transición. No todos los perros vienen meneando la cola ni están completamente adiestrados de inmediato. Se necesita mucha paciencia. Los dos primeros días son los más difíciles, pero después de eso, todo se vuelve más fácil. Los perros más grandes y los perros mayores a veces pueden tardar más en ser adoptados, pero los prefiero porque realmente se puede tener una relación con ellos.

Christina dice que cuando el perro que han estado cuidando temporalmente es adoptado, los niños siempre preguntan cuándo van a recibir al próximo. Y por lo general, no pasa mucho tiempo antes de que llegue. "Es un esfuerzo familiar", dice. "Lo hacemos todos juntos".

Se puede hacer mucho con un poco de espacio

Si tienes un poco de espacio para ofrecer, puedes tener un impacto positivo al ofrecerlo como el hogar temporal de un perro que se encuentra en tu albergue local.

Fotografías tomadas por Christina Pristera